Política agrícola europea de los últimos 20 años



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La política agrícola europea de los últimos 20 años

¿Cómo cambia la nueva PAC en comparación con el pasado?

La Política Agrícola Común Europea ha redescubierto, a partir de los años noventa, el valor de la diversidad entendida como un conjunto homogéneo de valores y busca paulatinamente un nuevo estatus capaz de generar procesos productivos multifuncionales, es decir, de combinar la productividad agrícola de forma sinérgica con otras actividades integradoras y complementarias a la misma tales como agroturismo, avituallamiento, alojamiento, finca educativa, venta directa en la empresa, actividades recreativas-deportivas, artesanales, culturales, sociales, que contribuyan a dar un beneficio económico a la actividad principal entendida como puramente agrícolas y que se integren en un único contexto ambiental sostenible y fortalezcan la competitividad en un nuevo escenario de comercialización internacional.

Este proceso de transformación de las funciones de la agricultura, relegadas en el pasado a una realidad unidimensional y estandarizadas en procesos unidireccionales, implica una revisión radical de las reglas y herramientas que definen el entorno técnico, económico, ecológico e institucional en el que las granjas deben orientarse.

La introducción del concepto de desarrollo rural eco-sostenible según el cual las actividades económicas deben ser evaluadas de manera coordinada en relación a sus efectos socioeconómicos y ambientales, coloca el concepto de "agricultura" como una coproducción entre el hombre y la naturaleza. en el centro del nuevo modelo. La cuestión ambiental, los problemas de seguridad alimentaria y bienestar animal, los problemas de excedentes de producción han interrumpido el hilo conductor entre la conexión científica de los científicos agrícolas y las nuevas normas sociopolíticas que regulan el desarrollo del mundo rural y nos enfrentamos en de una manera totalmente diferente a un nuevo contexto.

Por ello, ahora más que nunca, la agricultura común europea busca una nueva identidad capaz de generar auditorías internas y externas y oportunidades y nuevas competencias en los procesos productivos, teniendo siempre en cuenta, obviamente, las necesidades diferenciadas de los países más virtuosos social y culturalmente. y los más atrasados.

Mantener el presupuesto de la PAC será más esencial que nunca para permitir que los agricultores sigan generando beneficios económicos, sociales y rurales de gran alcance y para ayudar a abordar los desafíos a los que se enfrenta la UE en el futuro.

¿Cómo se definen las reglas y estrategias para el desarrollo rural eco-sostenible?

1962. La PAC entra en vigor

Los objetivos generales se definen de la siguiente manera: - aumentar la productividad de la agricultura mediante el desarrollo del progreso técnico, asegurando el desarrollo racional de la producción agrícola, así como un mejor uso de los factores de producción, en particular la mano de obra - garantizar los precios de los productos agrícolas

1966. La PAC necesita una reforma

Inevitablemente, surgieron incompatibilidades y falta de homogeneidad a nivel comunitario:
  1. desestabilización del mercado comunitario e internacional debido a la formación de excedentes que deben eliminarse (se produjo más de lo que el mercado pudo absorber);
  2. aumento de los costos de producción agrícola resultante del excedente de producción;
  3. creación de un sistema fuertemente ligado al mercado e inestable que no promueva la mejora tecnológica y estructural;
  4. mayor desequilibrio entre zonas favorecidas y desfavorecidas;
  5. desequilibrio de la ayuda (80% de la ayuda al 20% de los productores).

En términos de agricultura y medio ambiente, las estrategias que se desarrollaron a partir de mediados de la década de 1980 y que llevaron a la formación de los "programas marco" para los 2 sectores se pueden resumir como "El Libro Verde "de julio de 1985 y" El Quinto Programa de Acción 1993-1999"(Reforma Mac Sharry) el primero es un compendio básico para la implementación de las normas sobre agricultura que tienen en cuenta la insuficiencia de las medidas para apoyar los precios agrícolas por sí solas y el segundo ha sido elaborado específicamente por la Comisión Europea sobre los problemas ambientales de desarrollo sostenible basado en los principios establecidos en la Agenda 2000, que es el plan de acción global adoptado por la conferencia de las Naciones Unidas sobre cuestiones ambientales y de desarrollo celebrada en Río de Janeiro en junio de 1992.

Agenda 2000 (2000-2004) y Reforma Fischler (2005-2009)

Además de su función productiva, la agricultura es reconocida por su contribución a la conservación del paisaje, la protección del medio ambiente, la calidad e inocuidad de los productos alimenticios y el bienestar animal. Se introduce el concepto de multifuncionalidad y se sientan las bases para el desarrollo de una agricultura sostenible y competitiva .

Para alcanzar los objetivos de la PAC, se crearon el Fondo Europeo de Orientación y Garantía Agrícola del FEOGA y las Organizaciones Comunes de Mercados Agrícolas de las OCM. El FEOGA, fondo financiero de la PAC prevé una sección de "orientación" para contribuir a las reformas estructurales agrícolas, es decir mercado y al desarrollo de las zonas rurales y una sección de "garantías" para financiar los gastos relacionados con la OCM, como la compra o almacenamiento de excedentes Mercados productivos.

Las OCM como la OCM de frutas y hortalizas y la OCM vitivinícola todavía en vigor para la mayoría de productos agrícolas han favorecido la producción comunitaria a través de la libre circulación de productos agrícolas dentro de los Estados miembros (mercado unificado), dando prioridad en el comercio a los productos europeos y protegiendo el mercado interno de productos importados de terceros países y de grandes fluctuaciones en el mercado mundial.

Un elemento característico de la reforma es la denominada "modulación de intervenciones", que es el paso paulatino de las cuotas financieras destinadas a ayudas corporativas a la producción y ganadería hacia un desarrollo rural innovador como proceso e intrínseco a la empresa con valor agregado. y beneficio barato.

Con la aplicación de la Modulación, se prevé un sistema de tasas que se calcularán como porcentaje de la ayuda directa. Los recursos así obtenidos a nivel comunitario se transfieren periódicamente de las políticas de mercado (primer pilar de la PAC) a las políticas de desarrollo rural (segundo pilar de la PAC) que encuentran así su propia fuente de financiación con el Fondo Feader específico para el pilar. .

El Plan Estratégico Nacional (PSN) recoge y elabora todas las prioridades comunitarias antes mencionadas, definiendo un marco estratégico y agrícola general, por lo que se trasladarán al Fondo de Desarrollo Rural, o bien a intervenciones de mejora estructural, una serie de premios destinados a empresas de mayor tamaño. empresas agrícolas. La novedad es muy importante si tenemos en cuenta que Italia siempre ha utilizado todos los fondos disponibles para apoyar los precios de los productos y solo una parte marginal para mejorar las estructuras y el desarrollo rural en un contexto social más amplio.

Pero, ¿cuáles son las ventajas para los empresarios agrícolas en comparación con el pasado?

Los beneficios directos se pueden resumir básicamente en un solo concepto por el cual la integración de la agricultura con los demás sectores de la economía rural (también llamada multifuncionalidad empresarial) es uno de los objetivos socioeconómicos de los países más avanzados y el propio emprendimiento agrícola se desarrolla beneficiándose de crecimiento en el territorio de las actividades secundarias y terciarias. Estas últimas actividades, por su naturaleza, favorecen la inclusión de los recursos locales en un circuito más amplio por lo que el nacimiento de sinergias con el sistema agrícola depende mucho de la capacidad de su estructura local para activar la innovación y la competitividad.

Los beneficios indirectos resultantes son:

  1. desacoplamiento: introducción de un pago único por explotación, desconectado de la producción y, por tanto, posibilidad de liberarse aunque sea temporalmente de la actividad agraria
  2. condicionalidad: pago sujeto al cumplimiento de una serie de medidas agroambientales, por lo tanto la posibilidad de desarrollar y consolidar potenciales de negocio ligados a aspectos ambientales
  3. auditoría: introducción de un nuevo sistema de consultoría empresarial, por lo tanto, la posibilidad de aumentar e integrar las propias habilidades y habilidades empresariales
  4. modulación: reducción de los pagos directos a las grandes empresas con el fin de promover el desarrollo rural, por lo tanto, la posibilidad de incrementar y potenciar las actividades emprendedoras
  5. regionalización: posibilidad de que la autoridad nacional renuncie al cálculo de las ayudas individuales en la fase histórica y fije una ayuda regional media a tanto alzado con posibilidad de modulación y mayor control de las propias intervenciones
  6. desarrollo rural: aumento de los créditos para el desarrollo rural e introducción de nuevas medidas a favor del medio ambiente y la calidad alimentaria con la posibilidad de homogeneizar las intervenciones estructurales de las actividades
  7. disciplina financiera: mecanismo de disciplina financiera, para evitar que se exceda el presupuesto establecido para 2013 con la posibilidad de un mayor rigor y control sobre todas las actividades relacionadas con el sistema agroambiental.

En resumen, con la reforma de 2003 y con la evolución de la Agenda 2000, los principales objetivos son:

  1. restaurar la competitividad de la producción agrícola en los mercados nacionales y mundiales mediante la reducción de precios de las OCM (Organizaciones Comunes de Mercado);
  2. crear fuentes alternativas de ingresos para los trabajadores agrícolas;
  3. promover la investigación, la innovación tecnológica y la formación;
  4. desarrollar una nueva política de desarrollo rural (segundo pilar de la PAC);
  5. aumentar el peso de las políticas ambientales y estructurales;
  6. mejorar la calidad y seguridad de los productos alimenticios.

Dra. Antonella Di Matteo


Plaguicidas, porque Europa y la PAC se están quedando atrás

Según el Tribunal de Cuentas Europeo, los países miembros no han hecho lo suficiente para reducir el uso de plaguicidas © David McNew / Getty Images

Los países europeos no han logrado reducir suficientemente el uso de plaguicidas, en parte debido a la PAC. Fue certificado por el Tribunal de Cuentas.

En febrero de 2020 el Tribunal de cuentas La Comisión Europea ha publicado su informe especial número 5. Titulado "Uso sostenible de productos fitosanitarios: avances limitados en la medición y reducción de riesgos", el documento explica que los avances en términos de ambos vigilancia que la disminución de los peligros para la salud y el medio ambiente relacionados con el uso de plaguicidas ha sido demasiado baja en los últimos años. Desafiando las promesas. ¿La principal motivación? La política agrícola común, que debería regular el trabajo de los agricultores en todos los países miembros, no era lo suficientemente estricta. Pero para comprender el motivo de esta crítica, necesitamos un pequeño paso atrás.

Los @EUauditors concluyen que la @EU_Commission todavía carece de una base sólida de pruebas para evaluar si la directiva ha logrado el objetivo de la UE de hacer que el uso de plaguicidas sea sostenible.


Política agrícola comunitaria y paisaje: ¿qué oportunidades tiene el recurso paisaje con la reforma Health Check?

Dado que una gran parte (75%) del territorio italiano es agrícola y forestal, es fundamental para la conservación y mejora del paisaje que las actividades del sector primario se orienten hacia un modelo de desarrollo sostenible.
La política agrícola comunitaria (PAC) tiene un impacto directo en las opciones de los agricultores tanto en términos de modalidades de cultivo como de técnicas de producción. Tras las diversas reformas de la PAC y considerando también otros aspectos como la mecanización en particular, la difusión de insumos químicos y el desarrollo tecnológico en general, a lo largo de los años el forma de hacer agricultura e indirectamente ha habido una evolución del paisaje.
La convención europea sobre el paisaje de Florencia (2000) estableció que la puesta en valor de este recurso es uno de los retos más importantes a los que deben responder las políticas nacionales y comunitarias, la PAC ha hecho suya esta necesidad, y con el pleno reconocimiento de la multifuncionalidad. La agricultura, que tuvo lugar con la Agenda 2000 y luego se reforzó con la reforma de Fischler y el chequeo médico, ha identificado la conservación y mejora del paisaje como uno de los principales objetivos a alcanzar.

Legislación nacional y "Convenio Europeo del Paisaje"

Desde la década de 1980, el interés por el medio ambiente, sus problemas y el paisaje, que una economía de tipo industrial había transformado, comenzó a crecer en los países occidentales, incluida Italia. Es en este período, de hecho, que comenzamos a hablar de protección y conservación del paisaje y también hay cambios importantes desde el punto de vista regulatorio.
En Italia, con la Ley 431 de 1985 ("Ley Galasso"), la "restricción del paisaje" ya no se impone caso por caso con decretos específicos, sino que se extiende ope legis, o hasta la aprobación del plan de paisaje, en grandes áreas que, presuntamente, tienen valor paisajístico, contribuyendo a conformar la morfología del país. Con la aplicación de esta ley, las Regiones están obligadas a someter todo el territorio a una normativa específica de uso y valorización ambiental, mediante la elaboración de planes paisajísticos o urbanísticos, con especial atención a los valores ambientales paisajísticos. Esta ley también establece fuertes sanciones penales por infracciones.
En 2002 con la entrada en vigor de la Código de patrimonio cultural y paisajístico, denominado "Código Urbanístico", se han introducido novedades sustanciales, entre ellas la extensión a todo el territorio del concepto de "paisaje", superando la aplicación anterior que lo limitaba a determinadas categorías de bienes considerados de mayor valor estético paisajístico.
Un paso fundamental, que ha sancionado una nueva forma de ver y considerar el paisaje, está representado por Convenio europeo del paisaje de Florencia (2000), donde en el artículo 1, el paisaje se define como "como parte del territorio, tal como lo perciben las poblaciones, cuyo carácter deriva de la acción de factores naturales y / o humanos y sus interrelaciones". De esta definición se deduce: (a) la importancia de la percepción del paisaje por parte de los habitantes del lugar y de sus usuarios (b) las características identificativas del lugar, ya que están determinadas por factores naturales y / o culturales, para donde se ve que el paisaje evoluciona con el tiempo, debido al efecto de fuerzas naturales y / o la acción del hombre (c) el conjunto único interrelacionado de elementos naturales y culturales, que deben ser considerados simultáneamente. Además, este Convenio, en su artículo 3, tiene como objetivo promover la protección, gestión y planificación de los paisajes y organizar la cooperación europea en este ámbito.
Surge con claridad la concepción del paisaje como producto social y como bien dinámico. A partir de estas características, el paisaje siempre está relacionado con la acción humana: en este contexto, la actividad agrícola juega un papel importante.

Características y evolución del paisaje rural

Un trabajo reciente (2009) de Red Rural Nacional Destaca que el 95% del territorio nacional está representado por dos tipos de paisaje: uno domina una matriz agrícola, el otro una matriz de bosques y otros ambientes seminaturales. En cuanto a la matriz agrícola, predominan los paisajes con tierras cultivables-praderas permanentes y paisajes compuestos por áreas agrícolas heterogéneas con menor incidencia de cultivos arbóreos. En general, los paisajes con matriz agrícola están constituidos en el 50% de los casos por una clase de uso de suelo predominante, capaz de caracterizar su cobertura en al menos el 70% ( [Enlace] , 2009)
Esta situación es el resultado de una evolución que ha afectado al paisaje en los últimos 150 años. Después de una reducción inicial, desde principios del siglo XX hasta la actualidad se ha producido una ampliación de la zona boscosa en detrimento de la zona agrícola, especialmente en las zonas de montaña y colinas. Además de la pérdida de tierras cultivadas, a partir de la posguerra otros fenómenos han modificado el paisaje rural como la especialización de los cultivos a campo abierto en detrimento de los cultivos mixtos y la expansión del monocultivo. Esto ha llevado, entre otras cosas, a fusiones, la eliminación de obstáculos a la mecanización (por ejemplo, acequias y árboles) y cultivos en áreas inadecuadas (por ejemplo, pendientes). En general, por tanto, se ha producido una progresiva homogeneización y simplificación del paisaje considerando también la pérdida de algunas características típicas de la agricultura como la siembra o la pulpa para la producción de cáñamo, o, nuevamente, las plantaciones de morera. Por lo tanto, se vio desaparecer toda esencia de árboles altos, tanto naturales como productivos, dejando libre el horizonte con los claros planos de tierra cultivable.
Al mismo tiempo es necesario considerar los fenómenos de éxodo que han afectado a las zonas rurales desde la posguerra con el desarrollo industrial y auge barato en general. De hecho, el nacimiento de industrias cercanas a los centros habitados ha determinado una migración de poblaciones de las zonas rurales con la consiguiente expansión de las zonas urbanas en detrimento de la superficie agrícola.

Modelos de desarrollo, PAC y paisaje

El creciente interés por el tema ambiental en particular durante los últimos 20 años ha llevado a una revisión del modelo de desarrollo tradicional que tenía solo objetivos económicos y una correlación inversa con el medio natural. Por tanto, comenzamos a hablar de sostenibilidad y desarrollo sostenible y se revisa el modelo teniendo en cuenta que, además del crecimiento económico, también se deben considerar los aspectos ambientales y sociales.
Incluso la PAC se vio afectada por este cambio y si de hecho nació con el Tratado de Roma con objetivos productivistas y económicos, con las diversas reformas que se llevaron a cabo a partir de 1992 (Mac Sharry, Agenda 2000 y Fischler), el interés por la medio ambiente y las funciones (secundarias) que desempeña el sector primario hacia la sociedad.
En cuanto al paisaje y su evolución, hay esencialmente dos aspectos de los distintos cambios realizados en la PAC que han determinado más que otros cambios en este sentido.
Un primer aspecto se refiere a los cambios en los métodos de apoyo al sector agrícola que han influido en las elecciones de los agricultores y los forma de hacer agricultura. De hecho, inicialmente el elevado sostenimiento de los precios llevó a la especialización y simplificación de los sistemas de cultivo, con la extensión en particular del monocultivo. Con la reducción del sostenimiento de los precios primero y, en particular, con el desacoplamiento, luego hubo un retorno a una mayor diversificación y sistemas de cultivo menos intensivos (Thiene et al., 2006). Esto también se debe a una mayor difusión de prácticas agronómicas ecocompatibles gracias en particular a las medidas agroambientales de los programas de desarrollo rural.
El otro aspecto se refiere a la mejora del recurso paisajístico, que se ha convertido gradualmente en uno de los desafíos más importantes a los que deben responder las políticas nacionales y de la UE. En particular, en lo que respecta a la PAC, con el reconocimiento de la agricultura multifuncional que tuvo lugar en las últimas reformas (Agenda 2000 y Fischler), si en el pasado el paisaje era producto indirecto de la actividad agraria, ahora se considera un objetivo directo por lograr. De hecho, entre los numerosos efectos externos positivos de la actividad agrícola, un papel destacado lo juega la conservación y creación de paisajes agrarios estéticamente agradables, más diversificados desde el punto de vista ecológico y capaces de preservar los testimonios históricos y culturales del pasado. .
Recientemente, la PAC ha sido sometida a verificación y ha sido modificada con el objetivo de completar la reforma de Fischler de manera coherente y consolidar el marco regulatorio hasta 2013 (Health check). Este "chequeo" de la PAC tiene como objetivo hacer balance de la experiencia de la reforma anterior de 2003 y realizar ajustes y ajustes destinados a simplificar y racionalizar la PAC con el fin de aprovechar nuevas oportunidades de mercado y abordar los llamados "nuevos desafíos ". Al ser una conclusión de la reforma de Fischler, el chequeo general continúa apoyando y asegurando la viabilidad de la agricultura en las diferentes regiones de la UE al tiempo que anima a los agricultores a seguir desempeñando un papel positivo en la protección del medio ambiente y del paisaje.

Las novedades del chequeo de salud para el paisaje y su implementación en Italia

El reglamento relativo al chequeo médico fue promulgado el 19 de enero de 2009. Al igual que en la reforma de 2003, también en el chequeo médico, aplicando el principio de subsidiariedad, las competencias relativas a diversos elementos se delegaron a la libertad de elección de los Estados miembros. .clave de la reforma. Los Estados miembros tenían que comunicar el nuevo Plan Nacional de Desarrollo (PNP) antes del 30 de junio de 2009 y antes del 1 de agosto tenían que tomar decisiones sobre pagos directos e intervenciones en el mercado.
En Italia, entre las diversas decisiones tomadas, algunas han afectado directamente al recurso paisajístico mientras que otras tendrán una influencia indirecta.
En cuanto al primer pilar, dos herramientas que podrían jugar un papel importante en la conservación y puesta en valor del paisaje son el arte. 68 y condicionalidad.
Arte. 68, de hecho, también prevé ayudas a los productores de las regiones centro-sur que practiquen la rotación de tres años, siempre que en la misma parcela haya un cultivo proteico o oleaginoso durante al menos un año. Esta medida agroambiental, también introducida para paliar la exclusión del trigo duro de la financiación proporcionada por el art. 68, si está bien gestionado y financiado, podría diversificar los arreglos de cultivo y, por lo tanto, también determinar una cierta diferenciación del paisaje.
Se han modificado algunos aspectos de la condicionalidad para obtener una herramienta más sencilla pero a la vez más eficaz. En particular, en cuanto a los Criterios de Gestión Obligatoria (Cgo), se ha realizado una simplificación de las disposiciones en relación a algunos actos, con la exclusión de los compromisos de condicionalidad de implicaciones regulatorias que no afecten directamente a las explotaciones para otros actos. / Integrar la normativa comunitaria emitida después del Reg. 1782/2003.
En cuanto a la buenas condiciones agronómicas ambientales (Bcaa) los cambios realizados afectan al marco regulatorio o al ámbito de aplicación de la normativa y, entre los diversos cambios, algunos de ellos se refieren a aspectos relacionados con el paisaje. De hecho, con respecto al objetivo 4 "Nivel mínimo de mantenimiento"La regla sobre"mantenimiento de los elementos característicos del paisaje, si es necesario, también mediante la prohibición de arrancar olivos " ha sido cambiado a "Mantenimiento de los elementos característicos del paisaje, incluyendo, en su caso, setos, estanques, acequias, árboles en hileras, en grupos o en márgenes aislados y de campo.". En la nueva formulación, por lo tanto, se presta especial atención a la lista de los elementos característicos individuales del paisaje. Cabe destacar que este cambio podría dar lugar a un solapamiento con los compromisos agroambientales y, en particular, con la medida 214 ".Pagos agroambientales"(Red rural nacional, 2009b).
En cuanto al segundo pilar, en cuanto al antiguo PN desarrollado en 2005 a raíz de la reforma de Fischler, también en el reciente PN revisado para tener en cuenta los "nuevos desafíos" (cambio climático, bioenergía, gestión de recursos hídricos y biodiversidad) el tema paisaje juega un papel central en varios pasajes del documento (Torquati, 2007 Ministerio de Políticas Agrícolas, Alimentarias y Forestales, 2009). En particular, el paisaje se incluyó entre los objetivos estratégicos del PN 2007-2013 y esto destaca la importancia de reconocer la relevancia del paisaje con los objetivos y acciones de la nueva PAC y Desarrollo Rural (Red Rural Nacional, 2009a).
Sobre la base del nuevo plan nacional de eliminación, los programas de desarrollo rural (PDR) de las distintas regiones se han modificado e integrado recientemente. Cabe destacar que todos los nuevos PDR contienen referencias al paisaje dentro de las medidas de los distintos Ejes, lo que demuestra la importancia creciente del recurso para el sector agrícola y forestal o más en general para el medio rural. A pesar de esto, sin embargo, aún quedan aspectos por revisar y mejorar.
En el Eje I, por ejemplo, ninguna región ha implementado medidas que potencien el papel del paisaje para incrementar la competitividad de los productos típicos o el turismo rural. De hecho, las medidas del Eje I con referencias al paisaje se refieren principalmente a la formación y la información y no todas están descritas con claridad.
Las medidas más numerosas y específicas al recurso paisajístico son las del Eje II y en particular la medida 214 (Pagos agroambientales) y tamaño 216 (Apoyo a inversiones no productivas). Potencialmente perjudiciales para el paisaje podrían ser las medidas relacionadas con el aumento de áreas boscosas (medida 221 "Forestación de tierras agrícolas"Y mide 223"Forestación de tierras no agrícolas”).
En cuanto al Eje III, la medida a favor del paisaje más utilizada es la 323 (Protección y recalificación del territorio rural) que se orienta a la recuperación del patrimonio arquitectónico del paisaje rural.
Para concluir, el Eje IV también podría ofrecer algunas posibilidades siempre que no se defina un soporte genérico para la protección del paisaje pero quizás se reconozca la necesidad de preservar y mejorar el paisaje para incrementar el valor agregado de los productos tradicionales y mejorar el atractivo del territorio.

El recurso paisajístico es un aspecto relevante en la nueva normativa de la PAC en los dos pilares que sustentan esta política.
El instrumento de condicionalidad podría tener un papel importante y fundamental a menos que se cometa el error de la solicitud anterior donde se han activado pocas normas restrictivas que forman parte de la práctica agrícola habitual y que, por tanto, no conllevan ninguna ventaja medioambiental y paisajística.
Si bien el paisaje se ha incluido entre los objetivos estratégicos del PNP 2007-2013 y todos los PDR regionales contienen referencias al respecto, aún queda mucho por hacer tanto en términos de una mejor especificación de las medidas, acciones específicas y objetivos a prever. logrado y tanto en términos de una mayor integración con otros sectores como con otras políticas. De hecho, existe una carencia generalizada de un proyecto de territorio rural que armonice los aspectos económicos, sociales y ambientales que producen el paisaje agrícola dentro de una estrategia global que pueda integrarse con la planificación territorial.
Con respecto a los nuevos desafíos a enfrentar, se debe considerar cómo el aumento de la frecuencia e intensidad de eventos climáticos extremos puede conducir a erosión, inestabilidad hidrogeológica y, de manera más general, impactos negativos en las estructuras e infraestructuras agrícolas. Todo esto conlleva un deterioro del paisaje agrícola y por ello se deben tomar acciones para mitigar los efectos negativos del cambio climático. En cuanto a la biodiversidad, además, se destaca el hecho de que para mantener el sustancial patrimonio de biodiversidad de la península italiana, se deben difundir prácticas agrícolas destinadas a reducir la pérdida de biodiversidad y, por tanto, mantener el paisaje agrícola tradicional.
Para concluir, el aspecto financiero no puede pasarse por alto cuando se trata de políticas de desarrollo rural en particular. De hecho, para asegurar que las buenas intenciones de las diversas regulaciones y otros documentos posteriores se transformen en resultados concretos, es necesario fomentar el comportamiento virtuoso de los agricultores de la manera correcta utilizando los recursos financieros disponibles de la mejor manera posible.

  • Grupo de trabajo de paisaje: [Enlace].
  • Ministerio de Políticas Agrícolas, Alimentarias y Forestales, Plan Estratégico Nacional, 13 de julio de 2009.
  • Red Rural Nacional, 2009a. Paisaje y desarrollo rural. El papel del paisaje dentro de los Programas de Desarrollo Rural. Documento elaborado como parte de las actividades de la Red Rural Nacional - Grupo de Trabajo de Paisaje.
  • Red Rural Nacional, 2009b. Propuesta operativa para la aplicación de la condicionalidad en Italia a la luz de las innovaciones introducidas por el chequeo médico de la PAC. Documento elaborado por la Red Rural Nacional como parte del Grupo de Trabajo de Medio Ambiente y Conformidad - SVIRIS III, julio de 2009.
  • Torquati B., 2007. El paisaje en el Plan Estratégico Nacional de Desarrollo Rural, Agriregionieuropa, Año 3, Número 8.
  • Thiene M., Bazzani G. M., Tempesta T., 2006. "Las consecuencias de la reforma de la Política Agrícola Comunitaria en el paisaje rural", Derecho económico y agroalimentario, No. 3/2006.


Política medioambiental italiana, política agrícola, legislación agrícola de la UE, revista de política agrícola internacional, legislación agrícola, política agrícola italiana


Esta Política de cookies está destinada a describir al usuario / visitante (en adelante, el "Usuario") De este sitio WEB y, en cualquier caso, a todos los sitios propiedad de EDIA (www.informatoreagrario.it, www.vitaincampagna.it, www.macchineagricoledomani.it, www.ediagroup.it, www.viteevino.it, www. lafiera .vitaincampagna.it, www.ediaeventi.it en adelante "Sitios web") Cómo administrar las cookies.

La presente informativa è resa alla luce del Provvedimento del Garante per la protezione dei dati personali dell’8 maggio 2014 recante l'”Individuazione delle modalità semplificate per l’informativa e l’acquisizione del consenso per l’uso dei cookie” (di seguito, il “Provvedimento”), delle disposizioni del Regolamento (UE) 2016/679 applicabile a decorrere dal 25 maggio 2018 (di seguito, il “GDPR”) e delle prescrizioni della normativa italiana in materia di protezione dei dati personali, nella misura in cui saranno valide ed efficaci successivamente alla entrata in vigore del GDPR.
Titolare del trattamento è Edizioni l'Informatore Agrario S.r.l. Sede legale: Via Bencinvenga-Biondani, n. 16, 37133 – Verona (Italia).
Si invita l’Utente a leggere attentamente la presente Cookie Policy prima di proseguire nella navigazione dei Siti WEB.

Cos’è un cookie?
I cookie sono piccoli file di testo che vengono immessi sul dispositivo dell’utente quando l’utente visita un sito web. Ad ogni visita successiva i cookie sono reinviati al sito web che li ha originati (cookie di prime parti) o ad un altro sito che li riconosce (cookie di terze parti). Essi hanno diverse finalità come, per esempio, consentire di navigare efficientemente tra le pagine, ricordare i siti preferiti e, in generale, migliorare l’esperienza di navigazione. I cookie contribuiscono anche a fornire contenuti pubblicitari mirati all’utente sulla base dei suoi interessi. In base alla funzione nonché in base al soggetto che li ha originati i cookie possono suddividersi in cookie tecnici, cookie analitici, cookie di profilazione, cookie di prima parte e cookie di terze parti.

Cookie tecnici
I cookie tecnici sono quelli la cui archiviazione non richiede il consenso preventivo dell’utente ai sensi dell’art. 122 comma 1 del Codice Privacy (D.lgs. 196/2003).
Rientrano in questa categoria i cookie c.d. essenziali ovvero quelli strettamente necessari, che abilitano funzioni, senza le quali non sarebbe possibile avere una fruizione completa dei Siti WEB.
I cookie tecnici essenziali vengono utilizzati esclusivamente dalla Società e sono quindi cookie di prima parte. Vengono salvati sul computer (o su un altro dispositivo) dell’Utente solo durante le singole sessioni di utilizzo del browser. I cookie tecnici essenziali sono utilizzati, ad esempio, per consentire la registrazione e l’autenticazione dell’Utente per l’accesso al proprio account.
Un cookie tecnico di questo tipo viene inoltre utilizzato per memorizzare il consenso dell’Utente circa l’utilizzo dei cookie sui Siti WEB.
I cookie tecnici essenziali non possono essere disabilitati utilizzando le funzioni dei Siti WEB.

Cookie di profilazione
I Siti WEB utilizzano anche cookie di profilazione che perseguono finalità di analisi dei comportamenti dell’Utente per migliorare l’esperienza di navigazione dei Siti WEB e per finalità di marketing. L’utilizzo dei cookie di profilazione necessita dell’acquisizione preventiva del libero consenso informato dell’Utente.
A tal fine, i Siti WEB acquisiscono il consenso dell’Utente nelle forme previste dal Provvedimento attraverso il banner che compare alla prima visita dei Siti WEB. Il consenso può essere revocato in ogni momento, disabilitando il corrispettivo cookie. La mancata prestazione del consenso all’utilizzo dei cookie di profilazione non interferirà sulla possibilità di accedere ai Siti WEB, salvo l’impossibilità di accedere a quelle funzioni o contenuti che fanno utilizzo di tali cookie.
L’Utente può in ogni momento modificare le proprie impostazioni e i consensi per l’utilizzo dei cookie di profilazione.


Casa di foglie, Mark Z. Danielewski (66thand2nd)

Uscito nel 2000 negli USA, pubblicato in Italia nel 2005, andato fuori stampa immediatamente, divenuto uno dei libri più rari quasi immediatamente, tentato di ristampare innumerevoli volte. Rubato, fotocopiato, distribuito clandestinamente attraverso copie stampa con la copertina di cartone. Casa di Foglie finalmente viene pubblicato da 66thand2nd, attraverso un lavoro titanico di adattamento, traduzione, verifica delle fonti.

La storia di Johnny Truant è la storia di un saggio su Wil Navidson, che apre una porta di casa sua e diventa una storia di ombre e fantasmi. Il testo si trasforma insieme alla casa, diventa una prova fisica per il lettore: mettere il libro davanti allo specchio, leggere testi accorpati negli angoli, parole esplose, lettere intrappolate, foto, poesie. Una storia horror titanica che in realtà è una storia d’amore, iniziata quando il padre di Danielewski morì di cancro, e durata dieci anni.

Casa di Foglie esiste oltre la forma-libro, oltre il concetto di “letteratura ergodica”. Chiunque lo legge, viene infestato. Anche se non vi piace. Per questo il mio libro del 2019 e anche il libro del decennio, perché è attraverso una decade e rotta che ha potuto, finalmente, assumere la sua forma definitiva. Dai su, entrate nella casa.


La strada per l'Ue non è la sovranità, ma la funzionalità (di G. Barbieri)

(di Giovanni Barbieri, membro del Comitato Scientifico del Cranec, Università Cattolica del Sacro Cuore)

Nel corso degli ultimi mesi, da quando il continente europeo ha conosciuto la virulenza della pandemia e ne ha sperimento gli effetti negativi e penalizzanti, è molte volte echeggiato il termine sovranità. Sono state le Istituzioni Europee, in modo indiretto attraverso #NextGeneration EU, a portare il tema della sovranità europea all’attenzione del dibattito pubblico, così come singoli esponenti politici come Macron e Merkel, che a maggio 2020 hanno anche prodotto un documento congiunto sul tema. Il rilancio del tema della sovranità europea è stato stimolato ovviamente dalle difficoltà con cui l’Ue si è dovuta misurare in questi mesi, colta totalmente impreparata su molti fronti, in primis quello sanitario e farmacologico.

Un risveglio brusco ma che ha evidenziato un dato di fondo inequivocabile, e cioè che l’Ue, nell’insieme delle sue Istituzioni, esiste come “oggetto” della politica internazionale e non ha le capacità per divenirne un soggetto attivo. In questo senso, la ricerca e la costruzione di una sua sovranità come soggetto politico internazionale dovrebbe avvenire non sulla scia delle emozioni, ma sulla consapevolezza di ciò che la sovranità come istituzione politica (e a cascata giuridica) contiene e di cosa comporta. Un’istituzione politica come quella della sovranità altro non è che un campo strategico entro il quale si articolano i rapporti di forza tra società civile e società politica.

Con riguardo alla sovranità europea, conviene partire dalla formulazione che ne ha offerto Emmanuel Macron in una sua prolusione alla Sorbona di Parigi il 26 settembre 2017, per poi provare a confrontarla con l’essenza stessa del concetto di sovranità intesa come istituzione. Si tratta di una digressione che può sembrare eccessivamente lunga e disorientante, ma che è necessaria dal momento che costituisce il precedente di quanto avviene oggi.

Il sovranismo europeo di Macron

Nella sua prolusione Macron si chiedeva se i paesi europei, da soli con i loro ordinamenti, avrebbero potuto affrontare efficacemente le sfide del futuro (ambientali, tecnologiche, economiche) e difendere le loro peculiarità politiche e sociali, uniche al mondo. La sua risposta era negativa, dal momento che l’unica opportunità di successo sarebbe stata quella di “rifondare un’Europa sovrana, unita e democratica” , la sola via che avrebbe assicurato l’avvenire dei paesi d’Europa. Passa quindi ad individuare le sei aree chiave per questa ‘rifondazione’.

La prima è quella della sicurezza , declinata in termini militari e civili. L’Europa sovrana è quella in grado di garantire la sicurezza in tutte le dimensioni, da quella della lotta al terrorismo attraverso anche la creazione di un’Accademia Europea d’Intelligence, alla dimensione dell’esercito comune europeo, da realizzare attraverso lo stabilimento di una cooperazione rafforzata permanente e della perfetta integrazione tra tutti gli eserciti europei. Dal punto di vista civile, la necessità di dotarsi una protezione civile europea pronta, effettiva ed efficace. Per fare questo, richiama alla necessità di dotarsi di un bilancio comune per le spese militari e dell’elaborazione di un concetto strategico europeo.

La seconda area chiave è quella del governo dei movimenti migratori . In questo ambito, la sovranità europea si realizza nella capacità di creare un meccanismo europeo di asilo attraverso la creazione di un apposito Ufficio Europeo e di uniformare la disciplina giuridica e di polizia con riguardo al monitoraggio delle frontiere. Inoltre, individua come priorità quella di uniformare e integrare le anagrafi dei singoli paesi, per gestire al meglio i percorsi di identificazione e, eventualmente, espulsione.

Al terzo punto si trova il richiamo alla necessità per l’UE di diventare un modello globale di sviluppo sostenibile . Già nel 2017 Macron richiamava alla necessità per l’UE di diventare il capofila della transizione ecologica, attraverso la decarbonizzazione dell’economia e riforme coraggiose delle politiche energetiche. Introduceva anche la necessità di un programma industriale di sostegno alla mobilità individuale e alla realizzazione di infrastrutture connesse alla mobilità sostenibile. Per concludere con la politica agricola, che avrebbe dovuto essere riformata profondamente per rendere l’UE ‘sovrana’ dal punto di vista alimentare.

La quarta area chiave individuata da Macron è quella del protagonismo UE nel campo della transizione digitale . L’UE avrebbe dovuto dominare il campo dell’innovazione e dell’adattamento ai cambiamenti tecnologici, nell’ottica di essere in grado di sfruttarli e non di subirli. È certo un tema che, anche oggi, è di rilievo primario, considerato quanto l’assenza di grandi attori tecnologici UE sia uno dei fattori di penalizzazione nella congiuntura pandemica. Recentemente, anche l’Estonia, la Danimarca, la Finlandia e la Germania hanno richiamato l’attenzione della Presidente von der Leyen su questo aspetto, attraverso una lettera co-firmata.

La quinta area chiave è quella della potenza economica e monetaria europea. Per Macron l’UE, oltre alle riforme nazionali, avrebbe dovuto dotarsi degli strumenti adatti a renderla un’area di crescita e stabilità e, in particolare, di un bilancio in grado di finanziare investimenti congiunti e garantire la stabilizzazione di fronte agli shock economici. Tutto questo rendendo l’Eurozona il cuore pulsante dell’economia europea.

L’ultima area chiave è quella dei rapporti con l’Africa e con il Mediterraneo, dove l’UE deve essere in grado di creare e portare la propria influenza e il proprio protagonismo. Tuttavia, Macron non è più specifico di così.

Come si vede, l’idea di Macron di sovranità europea ricalcava nel 2017 quello che poi effettivamente si è messo in moto a metà del 2020, in particolare con l’idea di rendere #NextGeneration EU lo strumento attraverso cui realizzare l’ulteriore integrazione europea. Un’integrazione che porterà molte delle realizzazioni prefigurate da Macron nel suo discorso alla Sorbona.

Sovranità autentica?

Viene da domandarsi se il ‘sovranismo europeo’ sia qualcosa di opposto ai cd. sovranismi nazionali che negli ultimi anni sono sorti in molti paesi europei e che hanno stimolato un intenso dibattito sia pubblico che accademico. Per rispondere a questo interrogativo si potrebbe tentare un percorso di differenziazione e, cioè, chiedersi in cosa il sovranismo europeo si differenzierebbe dai sovranismi nazionali. Senza entrare nel merito della definizione di sovranismo, su cui esistono interpretazioni varie e non sempre accuratissime da un punto di vista scientifico, si può rilevare che la differenza fondamentale è che mentre i sovranismi nazionali mirano a salvaguardare (o a ricreare) una sovranità esistente che si traduce nell’ordine politico definito dallo Stato nazionale, il sovranismo europeo mira a creare una sovranità che ancora non esiste. Ancora meglio, mira a completare una sovranità che, per adesso, è sbilanciata sul piano giuridico (si pensi a quanto l’ordinamento comunitario sia prevalente su quello nazionale) e piuttosto frammentata sul piano politico (gli Stati nazionali sono piuttosto restii a cedere le quote strategiche residuali di competenze esclusive). Si tratta, senza dubbio, di una condizione patologica o anomala, se si guarda ai processi di formazione degli stati nazionali, processi nei quali gli ordinamenti giuridici si sono formati e sviluppati in accordo alla nascita di un preciso ordine politico che è ipso facto sovranità.

La sovranità europea, quindi, altro non sarebbe che la creazione di un nuovo ordine politico regionale. Un ordine, che, ad oggi, non esiste. Lo stesso Jacques Delors definiva l’Unione Europea un “oggetto politico non identificato”. Allo stato attuale, l’UE è un’Unione prevalentemente organizzata su base settoriale e funzionale, in cui il legame tra popolo, territorio e governo è debole e dove il monopolio della sovranità esterna e interna non è chiaramente definito.

L’idea di sovranità europea di Macron, ripescata e integrata recentemente dai piani di ripresa della Commissione, è quantomeno confusa. Anela alla nascita di un ordine politico europeo ma individua soluzioni pratiche e immediate finalizzate alla creazione di entità specifiche che, se non altro, andranno a rafforzare le capacità tecniche dell’Unione sempre nella direzione del federalismo funzionale e settoriale, senza tuttavia incidere minimamente sul piano politico. Continueranno ad esistere società civili nazionali che si rispecchiano nelle società politiche degli Stati e che faticheranno a trovare un corrispettivo nell’UE.I

In conclusione

La sovranità europea è ben di là da venire. Nei momenti in cui queste dovrebbero esprimere la società politica dell’Unione, non hanno la forza necessaria per imporsi alle società politiche degli stati membri, che continuano ad essere il punto di riferimento principale per le loro rispettive società civili. In altri termini, i popoli dell’Unione continuano a percepire come supremamente legittimate, al netto dei difetti che presentano, le loro società politiche nazionali e questo si è mostrato con evidenza, negli anni passati, nel caso della polemica sulla sostenibilità del debito nell’eurozona. Nei secoli, l’Europa è stata il teatro di confronto bellico tra le varie sovranità nazionali che si sono scontrate tra loro per la supremazia. L’ultimo caso, in ordine cronologico, è stata la seconda guerra mondiale, con la Germania nazista che aveva un chiaro progetto di instaurazione di un nuovo ordine politico per l’Europa continentale.

Nella seconda metà del XX secolo la CE e poi la UE hanno dovuto la loro fortuna ai meriti che hanno avuto in termini di crescita economica, diffusione del benessere tra i popoli europei e miglioramento delle loro condizioni di vita. La vera sfida per le istituzioni dell’UE oggi non è, dunque, rincorrere utopiche formulazioni sovraniste, ma consolidare quel che di buono si è costruito dal 1957 e rivedere profondamente quei meccanismi che a partire dall’inizio del XXI secolo ne hanno limitato enormemente le capacità, comprimendo oltremodo i successi conseguiti nella seconda metà del secolo precedente. La strada non è la sovranità, bensì la funzionalità.


Video: América Latina - Europa ante el escenario internacional post pandemia. Sanahuja, J y Rozemberg, R.


Comentarios:

  1. Balin

    Puedo asesorarlo sobre este tema y, en particular, me comprometen a participar en la discusión.

  2. Lorenzo

    Coincidencia aleatoria

  3. Wynston

    Maravillosa pieza muy valiosa

  4. Nashakar

    Disculpe por lo que tengo que intervenir... situación similar. Tenemos que hablar.

  5. Byrtel

    ¡¡¡Es solo una bomba!!!

  6. Beniamino

    Bravo, esta brillante frase es necesaria por cierto



Escribe un mensaje


Artículo Anterior

Jardín de plantas nativas cerca de mí

Artículo Siguiente

Árbol frutal copaigue ny